Estas son las contraseñas que nunca deberías elegir

Pasa el tiempo pero las contraseñas persisten. Tal como ocurrió en años anteriores el podio de las peores contraseñas lo ocupa “123456”, que fue expuesta 23.597. 311 veces seguido por “123456789”, que apareció en 7.870.694 filtraciones. A continuación están “imagen1”, “password” y “12345678”. El dato surge del informe anual que publicó NordPass.

Tras analizar 275.699.516 contraseñas expuestas durante las filtraciones de datos en 2020, NordPass identificó que las contraseñas más comunes son también de las más fáciles de adivinar, y los atacantes podrían tardar menos de uno o dos segundos en acceder a las cuentas con estas credenciales.

Con la excepción de “picture1”, para la cual se tardaría aproximadamente tres horas en descifrar mediante un ataque de fuerza bruta, cada contraseña se podría identificar en unos segundos por mera conjetura o bien empleando secuencias de comandos de diccionario, que compilan frases comunes y combinaciones numéricas para probar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *