Turismo: “Hay consultas y reservas pero también mucha incertidumbre”, dijo Schey.

El titular de la Cámara Entrerriana de Turismo (CET), Leonardo Schey, se refirió a las expectativas del sector ante la inminente habilitación de la temporada de verano.  

En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza), Schey dijo que “después de que la provincia tomó la decisión de no exigir el seguro Covid fue un antes y un después en materia de consultas y reservas porque estaba parado el turismo y a partir de eso empezaron a llegar muchísimas consultas y algunas reservas lo que fue muy alentador”.

No obstante, apuntó que “están sucediendo algunas cuestiones que no dependen de la parte privada ni de la parte provincial y no se sabe qué resolución van a tomar porque la plataforma Verano que suplantó a la anunciada Vacacionar que nunca llegó todavía no está funcionando y está con muchos errores, por lo cual hay mucha incertidumbre”.

Mencionó que “hay pasajeros que ya cargaron la semana pasada información para poder viajar esta semana o los próximos días y justamente uno de los socios me acaba de consultar porque está en trámite la aceptación del viaje y el turista tiene que viajar mañana”. “Estas son cuestiones en que no sabemos qué decirle a la gente, si deben viajar con la documentación de los mails o las redes, pero en definitiva está en curso la autorización para que puedan viajar”, acotó.

Explicitó además que “es un poco complejo todo el sistema de las habilitaciones y los permisos para viajar puesto que cuando un turista reserva tiene que cargarse en las plataformas, de ahí mandan un aviso a la Secretaría de Turismo provincial, desde allí lo envían a la Secretaría de Turismo municipal y ahí se da la autorización o no, y en caso de que no autorice debe decir por qué no. La preocupación es qué va a pasar con esto, si se va a agilizar el sistema con el correr de los días, y tenemos muchas dudas porque no queremos jugar con las vacaciones y los días de descanso de las personas que nos eligen como destino”.

“La celeridad que le damos desde el ámbito privado cuando el turista llama y reserva, inmediatamente puede enviar la seña para emitir la factura y enviársela vía Whatsapp para que el turista pueda cargar el permiso de viaje, es un trámite muy engorroso que el turista demostró en estos días que está dispuesto a hacerlo, pero hay demoras de las autorizaciones desde el ámbito estatal. A lo mejor se aceleraría si se pasara desde Nación a municipios”, consideró.    

Asimismo, refirió que “protocolarmente hablando las reservas tienen que ser digitales y efectuadas con anterioridad. Si se da todo como está escrito, en los ingresos a la provincia si no tienen el permiso o no tienen forma de fundamentar no podrían ingresar a la provincia, pero en la práctica no sé qué va a suceder”.

Sobre el turismo interno, opinó que “en el interior de la provincia no hay mayores controles y creo que no habrá problemas porque Colón es una de las únicas ciudades que está teniendo controles en el ingreso, en lo que es la costa del Uruguay”.

Por ello, adelantó que “se está confeccionando un mapa con la situación de cada ciudad de la provincia, y se está pidiendo la información esta mañana a los 17 destinos que tenemos en la Cámara”. De todos modos, estimó que “el mayor control se hará en los ingresos a la provincia más allá de que no hay solicitud de hisopado, ni de cuarentena ni de seguro, aunque como privados recomendamos que viajen con un seguro contratado quedará a criterio de cada pasajero”.

Sobre el nivel de reservas dijo que “todavía están tibias, para Navidad y Año Nuevo habría un 20% de reservas, y un 40 a 50% de consultas en relación a lo que tuvimos otros años, pero ya es muchísimo después de un año sabático que nos ha tocado vivir lamentablemente”.

En cuanto a los costos, Schey afirmó que “el aumento en ninguno de los casos superó el 20 o 25% de lo que se trabajó en febrero de este año, que no es descabellado para el verano 2021 porque la inflación fue casi el doble”.

“Lo que se ha dado en muchas ciudades fue que aquellas casas quinta que no están habilitadas, homologadas o registradas debidamente, que tienen la casa particular con una piscina, y que se alquilan de forma particular aumentaron considerablemente, porque hay casas de hasta 20.000 pesos diarios para 10 o 12 personas, que tienen la privacidad de tener una casa quinta con pileta privada exclusiva pero con precios que no manejan los demás complejos, hoteles o búngalos porque la realidad es que el uso de las piscinas será compartido, a través de turnos, los espacios comunes como quinchos y parques cada uno tiene su espacio delimitado, los quinchos serán con reserva de turnos”, describió.

“Todo esto lleva a que se quiere trabajar un poco mejor este verano y no se aumentó de la mano con lo que fue la inflación. Veremos cómo se desarrolla el verano, si se respetan los aforos que pactamos se puede sostener pero si se reducen los aforos seguramente habrá que aumentar porque los números no van a cerrar”, concluyó.

Fuente: Análisis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *