Juntos por el Cambio hizo un duro balance del año de gestión de Alberto Fernández: ¿Qué dijeron?

Juntos por el Cambio difundió su balance del primer año de la gestión de Alberto Fernández, sobre la cual planteó varias críticas, entre ellas una «clara ausencia de un plan de gobierno», «falsas promesas», una «prolongación indefinida de la cuarentena con resultados desastrosos», «avasallamiento de las instituciones» y «desincentivos para la inversión».

Juntos por el Cambio difundió su balance del primer año de la gestión de Alberto Fernández, sobre la cual planteó varias críticas, entre ellas una «clara ausencia de un plan de gobierno», «falsas promesas», una «prolongación indefinida de la cuarentena con resultados desastrosos», «avasallamiento de las instituciones» y «desincentivos para la inversión».

«El 10 de diciembre, el Gobierno encabezado por el presidente Alberto Fernández cumple un año. Así como al inicio del mandato apoyamos la renegociación de la deuda, entendiendo que la oposición es igualmente responsable de defender los intereses de los argentinos, hoy alertamos sobre una serie de retrocesos evidentes para el país», comenzó indicando el comunicado emitido por el frente opositor.

Al respecto, Juntos por el Cambio sostuvo que «el balance arroja la clara ausencia de un plan de gobierno» y en el primer tramo del escrito se hizo hincapié en lo que considera los errores del Gobierno para manejar la pandemia de coronavirus.

«Los argentinos no esperábamos la pandemia, porque desde el oficialismo decían que no llegaría, que era menos grave que una gripe. Pero de golpe la teníamos encima, nos ordenaron una cuarentena enorme, rígida, un estado de pánico al enemigo invisible», cuestionó.

En ese sentido, indicó que el Covid-19 «no justifica situaciones de vulneración de derechos, que separaron a familias durante meses, impidieron despedir a seres queridos o privaron de atención médica a muchas personas».

«El Gobierno enfrentó la pandemia con una prolongación indefinida de la cuarentena, apostó al encierro de la sociedad y los resultados fueron desastrosos en materia sanitaria y económica, con el cierre de comercios, micropymes, pérdida de empleos y un pasivo educativo inestimable», lamentó.

Juntos por el Cambio también señaló que «esa falta de un rumbo también afecto a los sectores productivos y la comunidad internacional» y que «los graves ataques contra la propiedad privada y el retroceso en seguridad y lucha contra las mafias aumentan la incertidumbre sobre las condiciones para el desarrollo».

También el espacio opositor hizo foco en el «avasallamiento de las instituciones», entre las que mencionó «la reforma judicial», «la modificación de mayorías calificadas para designar un Procurador afín» y «cambiar el sistema electoral para dejar sin efecto las PASO al compás de los intereses del oficialismo».

Por otro lado, advirtió sobre la «inseguridad jurídica y violación de la propiedad privada», y recordó que «la embestida comenzó con la expropiación de Vicentín, que frustraron miles de argentinos que se movilizaron» y que la «complicidad de algunos funcionarios que permitió la ocupación ilegal de tierras privadas, desde el Lago Mascardi hasta la toma de Guernica».

Luego, Juntos por el Cambio planteó quejas por las «medidas y un entorno macroeconómico que desincentivan la inversión», y agregó: «La Ley del Conocimiento, la ley de teletrabajo, la desconexión con rutas aéreas internacionales y los impuestos desmedidos provocaron la huida de empresas (Falabella, Walmart, Sodimac, Brighstar, Danone, Glovo, Latam, Emirates, Air New Zeland, Qatar Airways, Norwegian, BASF, Axalta, Nike)».

También criticó que «el Gobierno decidió ajustar a los jubilados y eliminar el IFE, afectando a los más vulnerables», haber permanecido «un año sin clases presenciales» por la pandemia y una «política exterior improvisada e inconsistente».

Fuente: Ámbito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *