Condenaron a un joven acusado de violación y múltiples robos.

El joven de Santa Elena conocido como «El Chaqueño» fue trasladado a la capital entrerriana, donde ya cumple la pena de encierro.

Un joven de Santa Elena, de 21 años, fue condenado a ocho años de prisión efectiva por violar a una mujer de 38 años, amenazar a vecinos y robar en la vía pública a quien se le cruzara por su camino. El condenado es Nicolás Ezequiel Maidana, conocido en el barrio Santa Elena III como El Chaqueño, puesto que había nacido en la provincia de Chaco.

El muchacho tiene un largo historial de hechos delictivos acumulados en informes policiales y por ello, a la hora de juzgarlo, la Justicia reunió los expedientes para dictar una sentencia integral. La condena contra Maidana fue dictada el 10 de diciembre, según la resolución a la que accedió La Sexta a través de fuentes tribunalicias. Maidana ya cumple la pena en la Unidad Penal Nº 1 de la ciudad de Paraná.

La condena al joven llegó tras un acuerdo de juicio abreviado, en el que admitió los delitos que se le endilgaron durante la investigación penal preparatoria. Concretamente fue hallado autor de los delitos de abuso sexual con acceso carnal, hurto con escalamiento, tres robos agravados por ser cometido con armas, amenazas, lesiones leves y amenazas calificadas, en concurso real.

En primer lugar, el muchacho reconoció que el 21 de septiembre de 2017, Día de la Primavera, aproximadamente a las 18, violó a una mujer de 38 años en su vivienda del barrio Santa Elena III.

La mujer contó en su denuncia que el joven la tomó por la fuerza y abusó de ella en una pieza de la casa. Relató que intentó escapar, pero que fue reducida. También contó que sus pequeños hijos se encontraban en el lugar y que oyeron sus pedidos de ayuda.

Santa Elena: condenaron a un joven acusado de violación y múltiples robos 

Santa Elena: condenaron a un joven acusado de violación y múltiples robosgentileza La Sexta.com.ar

El segundo hecho que reconoció Maidana fue que en la madrugada del 13 de febrero de 2020, ingresó a la casa de un vecino y sustrajo una notebook. Según surge del relato de los denunciantes, el joven fue visto cuando huía. Al día siguiente la madre del joven delincuente devolvió el aparato y pidió disculpas. En tercer lugar, Maidana admitió que el 1° de septiembre, a las 15.30, asaltó con un cuchillo a un vecino que pasaba frente a su casa. El modus operandi de Maidana fue invitar con un cigarrillo a la víctima y, cuando esta se acercó, lo atacó con un cuchillo. Le robó un celular Samsung.

En cuarto lugar, el joven reconoció que el 1° de febrero atacó y amenazó a una familia de turistas que alquilaba una casa vecina. El padre de familia contó en la comisaría local que su hijo recibió un ladrillazo en el pecho. “En momentos en que nos encontrábamos en la vereda de la casa arreglando el auto, escucho que una mitad de ladrillo se parte en el suelo al costado nuestro, por lo que me doy vuelta y veo un muchacho morocho, robusto y sin remera que estaba parado en medio de la calle gritando: ‘A mí no me importa que sean porteños, brasileros o lo que sean, los voy a matar igual’”, contó el denunciante.

“No me importa que sean mujeres y chicos, a ustedes hay que matarlos igual”, les dijo el joven condenado, según el relato del denunciante que obra en la causa.

El quinto hecho que reconoció Maidana sucedió el 25 de septiembre de 2020, que fue oportunamente informado por La Sexta. Ese día, alrededor de las 19.20, interceptó a una mujer que se dirigía a un gimnasio en el barrio Santa Rita, cerca del hipódromo local.

La mujer contó a la Policía que fue asaltada por el muchacho y un cómplice de apellido Aranguis, del barrio Hipódromo. El primero la detuvo en la calle y le colocó un cuchillo en la garganta, la golpeó en el rostro y le sustrajo 2.500 pesos.

El sexto delito por el que fue condenado El Chaqueño ocurrió la noche del 4 de octubre, también en el barrio Santa Elena III. Entonces, amenazó de muerte a un joven del barrio Hipólito Yrigoyen. Finalmente, el séptimo delito que reconoció sucedió unos días más tarde, el 18 de octubre, por la madrugada. Fue en el mismo barrio donde desplegaba sus conductas delictivas. Ese día interceptó a un vecino con una cuchilla cabo blanco y le exigió el celular y dinero. La víctima entregó su aparato telefónico y pudo seguir su marcha.

Tras enumerar los diferentes delitos, el juez Walter Carballo homologó el acuerdo de juicio abreviado presentado por la fiscal de La Paz, María Constanza Bessa, y el defensor público, Fernando Báez. Al decidir, el magistrado valoró como “elementos atenuantes” que Maidana “no registra antecedentes condenatorios previos a los sucesos que se le imputan, sus condiciones personales, de no tener un trabajo estable ni ingresos económicos propios, subsistiendo con ingresos de su familia, quienes mantienen beneficios sociales y trabajos de bajos ingresos; que acepte y reconozca su culpabilidad por el hecho atribuido en el marco de este juicio abreviado”.

En cuanto a las agravantes, entendió que “también resulta razonable toda vez que se valora la gravedad de los hechos imputados, la corta distancia de tiempo que separa a unos de otros; la lesividad que los mismos presentan sobre los bienes jurídicos protegidos, especialmente la integridad física y psíquica de las personas víctimas de los mismos; analizando la extensión del daño causado hacia las víctimas para apoderarse de sus pertenencias, y de la víctima del delito de abuso sexual”.

Fuente: UNO Entre Ríos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *