Carlos Menem, un presidente carismático: 10 momentos históricos durante sus dos presidencias.

Desde su discurso sobre la estratósfera hasta el día que compitió en lancha con Daniel Scioli, un repaso por algunas de las apariciones públicas más emblemáticas del ex mandatario.

Carlos Saúl Menem fue un presidente excéntrico y carismático, que disfrutaba tanto de las cámaras de televisión como de encontrarse con figuras del deporte, el arte y los medios. A lo largo de la década que gobernó el país, ha protagonizado varios momentos en público que quedaron para el recuerdo, y vistos en retrospectiva permiten conocer cómo era la personalidad del mandatario que murió este domingo a los 90 años.

El discurso sobre la estratósfera

Posiblemente, la conferencia de prensa de la estratósfera sea una de las tres comparecencias públicas más recordadas en la década de gobierno de Menem. Era el año 1996 y el ex mandatario había acudido a Tartagal, Salta, con motivo del inicio de clases en todo el país. Allí, ante todos los niños, el ex presidente auguró un proyecto tecnológico inminente e inédito, basado en un proyecto estadounidense llamado “Space Ship One”, que había logrado colocar una aeronave a 100 km de altura.

“Dentro de poco tiempo se va a licitar un sistema de vuelos espaciales mediante el cual desde una plataforma, que quizá se instale en Córdoba, esas naves van a salir de la atmósfera, se van a remontar a la estratósfera, y desde ahí elegirán el lugar donde quieran ir, de tal forma que en una hora y media podremos estar en Japón, Corea o en cualquier parte del mundo (…) Por supuesto, más adelante (se podría llegar a) otro planeta, si se detecta vida”, fueron las palabras de Menem respecto al insólito proyecto.

Aplausos en el Congreso de EEUU

Si algo caracterizó al Gobierno de Menem fue la recuperación de las relaciones bilaterales con Estados Unidos. La convertibilidad, la instalación del peso como nueva moneda, la privatización de grandes empresas públicas y la reducción entre la masa de trabajadores del Estado situaron a la Argentina en la misma línea económica que el gigante de Norteamérica.

De tal manera, en 1991, el presidente argentino fue recibido en el Congreso estadounidense por las dos cámaras de legisladores. Allí, se produjo un suceso a su ingreso al recinto, cuando Menem recibió una ovación de pie de al menos dos minutos ininterrumpidos por parte de los diputados y senadores estadounidenses. En el video del hecho, se puede ver al presidente argentino sin más recursos para agradecer los aplausos recibidos.

El día que jugó al fútbol con Maradona

Menem era un “enfermo” del deporte. Pese a su fanatismo por River y el fútbol, también le apasionaban otros rubros como el básquet, el golf o el automovilismo. De tal modo, cada vez que podía, se daba el lujo de compartir cancha con los mejores jugadores de cada deporte que se encontraban en el país.

El 21 de julio de 1989, la Selección Argentina, integrada casi exclusivamente por los campeones del Mundial de 1986, disputó un partido a beneficio en la cancha de Vélez. La selección se enfrentó a un combinado de jugadores del fútbol local. La cinta de capitán de la camiseta albiceleste y el número 5 en la espalda lo llevó nada menos que Menem, quien repartió varios pases con el mismo Diego Maradona. “Que venga a jugar con nosotros, es un orgullo, así que vamos a ayudarlo. Todos los argentinos tenemos que apoyar. La gente está con mucha esperanza. Estamos esperando que él, de una vez por todas, saque a la Argentina de donde está”, dijo el Diez antes de jugar el encuentro.

El día que jugó al básquet

Al igual que con el fútbol, Menem también se dio el lujo de protagonizar otro evento solidario junto a la Selección Argentina… pero la de básquet. Fue en 1989, cuando el país se encontraba en plena preparación para ser la sede del Mundial de Básquet de 1990. El mandatario disputó un encuentro junto al combinado nacional y contra un combinado de jugadores de la Capital Federal. El resultado fue de 105-102 a favor de la selección Argentina y Menem marcó 13 puntos. Así y todo, su jugada más emblemática fue un “no look pass” hacia su espalda, para que Sebastián Uranga clavara una volcada y desatara una explosión entre el público presente en el Luna Park.

Viaje relámpago en una Ferrari

Otra de las imágenes históricas del ex presidente fue a bordo de un auto de lujo Ferrari 348 TB rojo, con 300 caballos de fuerza y capaz de llegar de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos. El vehículo de alta gama había sido un obsequio del empresario Massimo Del Lago, un italiano con relación cercana a la Casa Rosada en los inicios de los ’90.

El video más icónico de la relación entre Menem y la Ferrari se dio en el verano de 1991, cuando el ex mandatario llegó a Mar del Plata y unió los más de 400 km de distancia con la Capital Federal en poco menos de tres horas, con un promedio de velocidad de ¡150 km/h!

El día que compitió en lancha junto a Scioli

El 3 de diciembre de 1989 Daniel Scioli compitió en la primera etapa de los mil kilómetros del Delta del Paraná, acompañado nada más y nada menos que por el entonces Presidente de la Nación. “Esa carrera tenía un objetivo, que era la promoción turística del Delta”, recordó Scioli en una entrevista en 2019 con Infobae. Habían cumplido el objetivo.

Al día siguiente, en la segunda etapa de la competencia, la vida de Scioli cambió para siempre: perdió el control de su lancha, volcó y chocó con la hélice, que le amputó el antebrazo derecho.

Sus bailes en televisión

En sintonía con su perfil mediático, el ex presidente ha recorrido los estudios de los más diversos programas, en los que se ha tenido que enfrentar a diferentes situaciones en vivo. Una de sus participaciones televisivas más recordadas tuvo lugar en 1996, cuando fue invitado al programa de Mirtha LegrandLa reconocida odalisca Fairuz lo invitó a bailar danzas árabes, y él no dudó en aceptar la propuesta.

Otra situación de características similares tuvo lugar en Cordialmente, el ciclo que conducía Juan Carlos Mareco desde el marplatense Torreón del Monje. Allí homenajearon al riojano y él mismo tuvo la oportunidad de demostrar sus habilidades al ritmo del folklore.

Un sketch inolvidable con “Figuretti”

El famoso personaje del viejo VideoMatchFiguretti, protagonizado por Fredy Villarrealtuvo uno de sus sketches más destacados de 1997 junto al por entonces Presidente.

En el video se puede ver que Figuretti patea una pelota de fútbol hacia la Quinta de Olivos. Allí lo recibe Menem, fanático del fútbol, que se anima a hacer unos jueguitos y, con mucho carisma, lo invita a recorrer la quinta mientras hace chistes y habla de su amor por River Plate.

La cena con los Rolling Stones

El 9 de febrero de 1995 la Quinta de Olivos recibió la visita de Mick JaggerKeith RichardsRon Wood Charlie Watts. Acompañados por el embajador británico en la Argentina, Peter Halllos Stones cenaron con Menem.

El encuentro había sido solicitado por el propio Jefe de Estado, quien quería conocer a los famosos artistas que por aquel entonces brindaron cinco recitales en la cancha de River. El menú con el que agasajó a sus invitados fue un clásico de la época: pizza, empanadas y champagne.

El encuentro con Michael Jackson

El rey del pop fue otra de las reconocidas figuras internacionales con las que Menem mantuvo un encuentro durante sus mandatos. El hecho ocurrió en 1993, cuando Michael Jackson vino al país en el marco de su “Dangerous Tour”.

El encuentro tuvo lugar el 7 de enero en la Casa Rosada, y contó con la presencia de miembros del club de fans del artista. Varios años después, en una entrevista que brindó al medio La Voz, el ex Presidente contó que le recomendó a Michael Jackson visitar otras ciudades del país: “Se mostró interesado. Me dijo que esperaba encontrar tiempo en el futuro para volver. Lamentablemente, el destino no se le dio, falleció joven. Detrás del brillo de su figura, me pareció adivinar una gran tristeza interior. Que Dios lo tenga en la gloria”.

La relación con Cecilia Bolocco

La política se mezcló con la farándula como nunca en la vida de Menem cuando comenzó su relación con Cecilia Bolocco. Fue en 1999 cuando la ex Miss Universo chilena cruzó la cordillera para entrevistarlo para su programa de televisión, y ambos encontraron muchas coincidencias entre ellos. Deslumbrada con la idea de convertirse en la Primera Dama Argentina, pasaron por el registro civil en 2001.

El matrimonio duró una década y le dio vida a Máximo. En 2011 se divorciaron y, desde aquel momento, poco se supo de la vida amorosa del ex presidente.

Fuente: Infobae.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *