Boca prepara el terreno para el desembarco de Edinson Cavani: otro guiño del club al uruguayo.

El sueño sigue intacto y en el Xeneize allanan el camino para convencer al delantero del Manchester United.

El operativo seducción no se detiene: Boca sueña con incorporar al uruguayo Edinson Cavani para la próxima temporada y Juan Román Riquelme mantiene contacto directo con el futbolista de 34 años que afronta la recta final de la campaña con el Manchester United. En las últimas horas se filtró un dato que invita a pensar que en la Ribera allanan el camino para su llegada.

Según le confirmaron a Infobae, en las próximas semanas Jorman Campuzano podría conseguir la ciudadanía argentina y dejaría de ocupar una plaza como extranjero dentro del plantel xeneize. El colombiano lleva más de dos años de residencia ininterrumpida en suelo nacional y está en condiciones de contar con la doble nacionalidad, algo que su compatriota Frank Fabra ya obtuvo hace algún tiempo.

De esta manera el Xeneize reduciría uno de los cuatro cupos extracomunitarios que posee en el presente: además de Campuzano, los colombianos Edwin Cardona y Sebastián Villa más el peruano Carlos Zambrano. De esta forma no solamente se puede fantasear con el arribo del uruguayo Cavani sino que quedarían dos cupos libres más para futbolistas extranjeros (la AFA y la Liga Profesional permiten un total de seis).

El mismísimo Cavani había reconocido el contacto directo del vicepresidente segundo de Boca y su padre, en una entrevista pública, reconoció que el goleador charrúa tiene pensado volver a Sudamérica una vez finalizada esta temporada porque será padre y extraña a su entorno. En ese sentido también remarcó que es el equipo argentino el que arranca como favorito entre los pretendientes.

Así como alguna vez Boca armó un operativo para el desembarco del italiano Daniele De Rossi cuando muchos creían que era imposible, hoy se enfoca en la contratación de otra figura de nivel mundial.

Esta semana se hizo público el interés de Boca por el atacante ecuatoriano Michael Estrada que milita en el Toluca. El propio futbolista que lleva tres tantos convertidos en cuatro encuentros por las Eliminatorias Sudamericanas camino al Mundial de Qatar 2022 fue quien le abrió los brazos a la entidad xeneize y quedó a la espera de las negociaciones entre las instituciones, que parecen trabadas. El Consejo de Fútbol liderado por Riquelme tiene tiempo hasta mañana para cerrar la operación habilitada por la lesión de Eduardo Salvio.

“A Boca tienen que llegar jugadores con nivel de selección”, es el dicho que mencionan una y otra vez los integrantes del CDF boquense. Es por esto que la liberación de cupos extranjeros, por las dificultades de negociar en el ámbito local por las limitaciones económicas, resulta fundamental para el Xeneize.

Fuente: Infobae.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *