Cuestionando protocolos y burbujas, piden a Martín Müller por la presencialidad completa en las escuelas.

Desde el Honorable Concejo Delibrante (HCD) de Colón pedirán al presidente del Consejo General de Educación, Martín Müller, y al gobernador Gustavo Bordet “la revisión de protocolos y presencialidad en función a la experiencia internacional y la evidencia científica”.

“Al 31 de marzo muchos alumnos de nuestra ciudad han concurrido a los establecimientos entre 3 y 4 días solamente, señala el proyecto de resolución, que será tratado en la sesión de este miércoles por el bloque Todos por Colón.

“Los protocolos para la actividad educativa están funcionando como barrera para la presencialidad, e impactan de manera directa en la posibilidad de acceder al derecho a la educación. Las burbujas sanitarias reducen la presencialidad e ignora que los niños realizan actividades extracurriculares y que los docentes participan en varias burbujas. La experiencia internacional de ‘Cohorting’ pretende reducir el contacto entre cursos y no la cantidad de chicos por curso”, indica otro tramo el documento.

“Los protocolos no contemplan un abordaje de la salud integral donde el bienestar bio-psicosocial sea incorporado. Las escuelas cerradas han deteriorado la salud mental, muchos niños han quedado expuestos a violencias y se han incrementado vulnerabilidades”, se menciona en los considerandos.

“El impedimento a la presencialidad completa no se basan ni en evidencia científica, ni en la experiencia internacional, que indica que las escuelas abiertas no amplifican la curva de contagios. Además las escuelas, con un dispositivo apropiado de detección, funcionan como espacio de identificación de casos positivos y aislamiento temprano, rompiendo la cadena de contagios”.

En relación a los protocolos vigentes en el ámbito educativo, los ediles agregaron: “Sostienen el aislamiento preventivo por 14 días de todo el curso cuando para el personal de salud, línea más expuesta al COVID-19 es de 10 días. Esto pone en serio riesgo la continuidad educativa y la posibilidad de presencialidad de niños y adolescentes”, dicen.

“Los especialistas sostienen que el contagio se da por contacto. Sin embargo, las probabilidades de contraer COVID-19 de esta manera en las escuelas es casi nula. Los niños, niñas y adolescentes no pueden compartir juguetes, lápices ni pupitres, promoviendo el distanciamiento y evitando la construcción de lazos sociales”.

“La ministra de salud de la Nación, Carla Vizzotti, afirmó el pasado 1° de abril que los contagios no se dan en fábricas ni aulas, sino en reuniones sociales”, finalizan diciendo.

Fuente: El Entre Ríos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *