Emergencia sanitaria: Bordet compró los barbijos más caros del país.

Un grupo de periodistas de diferentes puntos del país lanzaron hace pocas semanas el sitio “Ruido”, con un primer reporte que recopila las contrataciones que efectuaron los gobiernos provinciales en el marco de la pandemia. Entre Ríos aparece al tope del ranking por las contrataciones directas y también suma denuncias por sobreprecios en la compra de insumos.

La excusa de la emergencia

Es sabido por los animales políticos que declarar la emergencia (económica, sanitaria o social) siempre es una buena noticia para dejar en suspenso todos los mecanismos que pretenden asegurar transparencia y rendición de cuentas a los funcionarios públicos. El informe que acaba de publicar una red de periodistas que crearon “Ruido” confirma esta vieja máxima de la política. En el marco de la emergencia declarada por la pandemia, “el 92% de las compras en el marco de la emergencia sanitaria se realizaron de manera directa”, sin licitación. El reporte también confirma que “la provincia de Buenos Aires compró ambulancias a precios muy superiores a los del resto de los distritos”. O que Chaco pagó el barbijo N95 más caro del país. Así como los gobiernos de Córdoba y Buenos Aires concentraron la mayor facturación en un solo proveedor. O que el Gobierno de “Santa Cruz adquirió el litro de alcohol etílico con el costo más elevado”. Estas contundentes conclusiones se desprenden de un informe elaborado en base al relevamiento en 14 provincias argentinas que confirman el abuso de atribuciones en que incurren los gobiernos bajo el paraguas de la “emergencia”. Entre Ríos, lejos de ser la excepción, acumula un altísimo nivel de contrataciones directas, y un opaco mecanismo de acceso a la información sobre los gastos relacionados a la pandemia.

Bordet, poco transparente

El Gobierno de Gustavo Bordet, al que algunas entidades y medios protegen con el sello de “gobierno transparente”, se deshilacha rápidamente al calor del rigor periodístico.

Al comparar los precios que se pagaron por un insumo básico y masivo de la pandemia como es el barbijo, la red Ruido confirma que “Entre Ríos, por ejemplo, registra el pago más caro de barbijo común: 726 pesos por cada uno (barbijo respirador descartable Libus, según resolución provincial 1185/20). Ninguna otra provincia pagó tanto por un barbijo común de este tipo.

Bordet dispuso una serie de mecanismos administrativos que le han permitido “legalizar” estos manejos poco transparentes. Entre las medidas más relevantes, el Gobernador de Entre Ríos amplió el límite para las compras directas en pandemia hasta casi $5 millones. La resolución facultó a la ministra de Salud, Sonia Velázquez a “efectuar adquisiciones mediante contratación directa vía excepción” hasta la suma de $4.773.650. Es decir, cualquier compra hasta esa cifra podía (y puede hacerse) de forma directa al proveedor que elija el Gobierno, sin necesidad de llamar a licitación. Así fue que por ejemplo la empresa Vifarma SRL se quedó con 58 contratos, en su mayoría de insumos y medicamentos, por un total de $87.000.000. O casos llamativos de compras de tubos de oxígeno a un único proveedor (“Air Liquide”) por un total de $4.707.000, lo que evidencia que le avisaron al proveedor que el máximo de compra directa era de $4.770.000.

Sobreprecios

Si bien no hay denuncias formales por sobreprecios en la provincia de Entre Ríos, las cifras de las compras en pandemia auditadas hasta el momento permiten tomar dimensión de la discrecionalidad con que el Gobierno administra los dineros públicos. El triste récord de haber pagado el barbijo más caro del país deja al desnudo que no hay mecanismos de control ni de competencia entre empresas que impidan estos procedimientos. Al día de hoy sigue siendo complejo reconstruir el listado completo de proveedores y compras efectuadas en Entre Ríos en el marco de la emergencia. Algo que el Gobierno de Bordet podría solucionar muy fácil poniendo a disposición un registro de datos abiertos con proveedores y contrataciones.

La denuncia más fuerte referida a precios fuera de rango recayó sobre el Intendente de Gualeguaychú, Martín Piaggio (Frente de Todos) quien está siendo investigado por una compra de alcohol en gel que se pagó seis veces más que en febrero de ese mismo año. El litro de alcohol se compró a $700 cuando el mismo Gobierno había pagado alrededor de $120 por litro unos pocos meses antes. El mismo intendente que se aumentó el sueldo en plena pandemia para cobrar más de $270.000 al mes.

Para rastrear cada una de las compras hay que recurrir al Boletín Oficial. El equipo de Datos Concepción ya había advertido que el registro de proveedores contratados del Gobierno de Entre Ríos no contiene la información sobre las contrataciones relacionadas a la pandemia. El rastreo de contrataciones debe hacerse de forma manual, revisando el Boletín Oficial día por día, en una modalidad que claramente atenta contra la transparencia y el acceso a la información.

Fuente:www.elruido.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *