Horror en Entre Ríos: violó a su sobrina desde los 10 años y la embarazó.

El violador fue detenido en los últimos días luego de que quedara firme su condena a 11 años de prisión, ya que el STJ le rechazó un recurso de queja que había interpuesto. Fue trasladado a la cárcel de Paraná.

Un empleado rural de 59 años de Paraje El Quebracho, departamento La Paz, fue detenido y trasladado a la Unidad Penal N° 1 de Paraná, por haber quedado firme la condena en su contra a 11 años de prisión por violación reiterada hacia su sobrina, que padece retraso madurativo, desde que ésta era una niña de entre 10 y 12 años hasta sus 20, en 2012, cuando quedó embarazada fruto del incesto al que era sometida.

El pedido de detención requerido por el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Paraná fue ejecutado por el personal de la Comisaría N° 15 de Santa Elena el 30 de junio luego de que la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia entrerriano, conformada por los vocales Miguel Ángel Giorgio, Claudia Mizawak y Bernardo Salduna, rechazara el recurso de queja interpuesto por la defensa del violador, el 11 de junio de 2021.

LOS ABERRANTES HECHOS

De acuerdo al expediente de la causa, al que pudo acceder La Sexta, las violaciones a la víctima ocurrían «en la casa de su abuela, donde convivía con el victimario», ubicada en paraje El Quebracho, sobre la Ruta Provincial N° 48, en la zona rural de Santa Elena.

La joven le relató los hechos por primera vez en 2013 a una agente del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (CoPNAF), que intervenía en razón del estado de desnutrición de su hija, que en aquel momento tenía 5 meses de vida, y sobre la que el informe del Servicio de Genética Forense confirmó un 99,99% de paternidad con respecto al tío abusador durante el proceso penal posterior.

Según la acusación de la fiscalía en el juicio, la víctima “sin poder precisar fecha y hora exactas, pero aproximadamente durante doce años, hasta aproximadamente el mes de agosto o septiembre de 2012, en su vivienda ubicada en Paraje El Quebracho, (su tío materno) procedió, en reiteradas oportunidades, a encerrar a la denunciante en su habitación y, venciendo su resistencia a través del empleo de la fuerza física, quitarle sus prendas de vestir, accediendo carnalmente a la referida, resultando como consecuencia de los abusos sexuales perpetrados, el embarazo de la víctima«.

La aseguró en la denuncia incial que su hermana también era víctima de violaciones por parte del tío y que los hijos de ésta eran también fruto de aquel incesto. Pero durante el juicio, no se avanzó en ese sentido dado que esta segunda joven no solo decidió no denunciar al hombre sino que junto a su madre y otra de sus hermanas, declararon para «encubrir» al imputado y coaccionadas por la «dependencia económica» de él, en un contexto de «naturalización del incesto» y «las violaciones intrafamiliares», en palabras de la fiscal de Coordinación, Matilde Federik, según registró La Sexta.

PRESO, PERO 8 AÑOS DESPUÉS DE LA DENUNCIA

Si bien la víctima denunció a su tío el 15 de octubre de 2013, el derrotero judicial que lo llevó a prisión fue largo.

Lo condenaron en primera instancia recién en 2019 y el violador interpuso varios recursos, hasta que la sentencia quedó firme, el mes pasado.

El primero fue el de Casación, en marzo de 2019. Dos años después, el 4 de febrero de 2021, el Tribunal de la Cámara de Casación de Paraná, conformado por los jueces Marcela Badano, Hugo Perotti y Marcela Davite, resolvió «rechazar el recurso de casación interpuesto por la Sra. defensora oficial, María Fernanda Álvarez, en fecha 14/3/19, y en consecuencia, confirmar la sentencia en fecha 25/2/19 dictada por la Sala Segunda de la Cámara Primera en lo Criminal de Paraná, integrada por los Dres. Alejandro Grippo, Gustavo Pimentel y Alejandro Cánepa», la que sentenció al imputado a 11 años de prisión efectiva al encontrarlo «penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por la convivencia de la víctima menor de dieciocho años reiterado, en concurso real, con abuso sexual con acceso carnal reiterado«, registró La Sexta.

El defensor de Casación, Luis Pedemonte, interpuso luego un recurso de impugnación extraordinaria que le fue denegado, tras lo cual insistió con un recurso de queja, que fue rechazado por la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia, el máximo órgano judicial de la provincia, el 11 de junio de 2021.

Tras ello, se dictó el pedido de detención del violador, que ahora pasa sus días en la cárcel de Paraná.

Por decisión editorial, no se publica el nombre del condenado por tratarse de un abuso intrafamiliar, a fin de resguardar la identidad de la(s) víctima(s) y evitar su revictimización.

Foto. Ramiro Franco.

Fuente: Ahora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *